3 de agosto de 2016

AUTÓNOMO, UNA OPCIÓN VALIENTE EN UN ESCENARIO HOSTIL

Si pudieses elegir entre trabajar por cuenta ajena o por cuenta propia ¿que elegirías?

Cuando pensamos en trabajo, pocas veces lo hacemos desde el punto de vista del trabajo autónomo, nos imaginamos en una empresa bonita, en e puesto de nuestros sueños, con compañeros geniales y cobrando un muy buen sueldo al año.

Si, suele ser bastante común, nadie piensa en el trabajo ideal como una larga jornada de sol a sol, donde tú mismo eres el telefonista, recepcionista, mozo de almacén, administrativo, viajante, jefe de compras y vendedor entusiasta, combinándolo a la perfección con las funciones propias de ser JEFE.

Y es que la realidad demuestra, que hoy en día ser autónomo es una profesión de riesgo, alto riesgo, es una caída al vacío sin red, es la libertad absoluta a cambio de la dedicación exclusiva, la inseguridad a cambio de la responsabilidad, la jubilación mermada y la voz callada.

Aun teniendo en cuenta, las escasas facilidades que soportan aquellos que deciden entrar en el mercado laboral como trabajadores por cuenta propia, el trabajo autónomo gana terreno en España, y no siempre como expreso deseo de sus protagonistas.

Según los últimos datos de afiliación al RETA (Régimen especial de trabajadores autónomos) de la Seguridad Social, en España existen en este momento 3,2 millones de autónomos, el nivel mas alto desde hace 5 años. Y su aumento, paree que no está motivado por resultar la opción más buscada por los trabajadores, sino por la necesidad imperante ante la escasez de empleo.

¿CUAL ES EL PERFIL DEL INTRÉPIDO AUTÓNOMO?
Una reciente encuesta llevada a cabo por un conocido portal de empleo a trabajadores por cuenta propia, revela que un 64´3% de los encuestados poseen una formación académica superior con título universitario, ya sea carrera o grado, postgrado o doctorado. Datos que quizá indicarían que las circunstancias en el mercado laboral, son mas complicadas cuando aspiras a puestos en los que se requieren conocimientos académicos específicos.

Y es que la inmensa mayoría de ellos, comienzan  trabajando en profesiones liberales como "freelance", con mayor incidencia en las grandes ciudades, donde las oportunidades de negocio son mayores, y lo hacen desde su propia casa, apoyados con dispositivos electrónicos que les ayudan en su gestión.

PRINCIPALES OBSTÁCULOS PARA LOS AUTÓNOMOS
  • Trabajar para uno mismo, hace que la percepción horaria sea entendida de forma muy diferente al trabajo por cuenta ajena, con resultado de mayor implicación.
  • Para poner en marcha la actividad, a menudo se arriesga el capital propio y ajeno, sin plenas garantías de continuidad.
  • Alta fiscalidad, un autónomo puede llegar a tributar por IRPF un porcentaje mayor que si fuese empresa con los mismos ingresos o trabajase por cuenta ajena.
  • Aunque han sido incluidos en el campo de protección por desempleo, los autónomos reciben menos y en menor medida, con requisitos añadidos que no se exigen a los trabajadores por cuenta ajena.
  • No tienen el mismo acceso a los planes de formación gratuitos, por lo que la especialización suele realizarse con recursos propios.
  • Escasean los trabajadores autónomos que apuesten en los primeros años por cotizar a la Seguridad Social por una base alta, ya que los resultados económicos no suelen permitirlo.
  • El acceso a las prestaciones sociales desde el RETA obedece a unos requisitos mucho mas estrictos que en Régimen General, con menor importe, (IT, jubilación, Invalidez).
Y es que la comodidad del trabajo por cuenta ajena, contrasta con la poca regularidad de ingresos que pueden llegar a soportar un autónomo, y por supuesto, no todos estamos preparados para asumir tan distintas circunstancias.

Hay que ser muy valiente hoy en día para iniciar nuevos proyectos por cuenta propia, crear una empresa o pasarte a profesional independiente, ante una coyuntura económica tan compleja, más aún si tenemos en cuenta que un alto porcentaje de ellos morirán en el intento en los dos primeros años.

Y aun teniendo en cuenta todo ello, la realidad muestra que el mundo se mueve por iniciativas innovadoras, por ideas hilvanadas en mentes privilegiadas provistas de grandes dosis de creatividad y poco apego a los convencionalismos conservadores, en definitiva de personas valientes, y es precisamente esa devoción por el riesgo, la que debería ser apoyada, sustentada y protegida por la importante aportación que producen al entorno económico y empresarial el que todos vivimos.

"Algunas personas sueñan con hacer grandes cosas, mientras otras están despiertas y las hacen"



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son importantes para mejorar, gracias.