28 de abril de 2016

NO DEJES QUE EL TRABAJO TE AMARGUE LA VIDA

¿Que papel juega el trabajo en nuestra felicidad?
La respuesta es ambigua. Para algunos, el trabajo es el pilar fundamental de su felicidad. Las personas sin empleo, afirman sentirse infelices por su situación, pero curiosamente, no siempre el trabajo da la felicidad, existen muchos trabajadores, que achacan todos sus males al entorno laboral, su puesto, o sus relaciones con los compañeros.

Lo que supone una evidencia constatada, es que el trabajo juega un papel muy importante en nuestra infelicidad, aunque ciertamente, no debería ser así.

En la sociedad en que vivimos, se piensa de forma errónea que el trabajo es casi imprescindible para guiar nuestra vida, por lo que lo convertimos en esencial ante nosotros mismos y ante los demás, y esta creencia, hace que se convierta en una losa, que va presionando nuestra existencia cuando la perfección no nos acompaña en nuestro día a día.

Y es que la inmensa mayoría de nosotros, vivimos el trabajo como algo absolutamente necesario para subsistir, cuando deberíamos verlo como un medio para conseguir bienestar personal. El trabajo no nos da la felicidad absoluta, solo es un trabajo, la felicidad nos la aporta la familia, los amigos, la salud y las necesidades primarias cubiertas, que en el caso de Occidente no supone un gran problema.

Entonces ¿Por qué tenemos la tendencia a quejarnos siempre de todo?. Cuando preguntas a alguien como le va el trabajo, las respuestas más habituales suelen se: "Uff estresante, muy estresante", "Harto, estoy harto", "Amargado, no encuentro nada"; pocas veces escuchamos palabras como "Disfrutando cada día", "Muy bien, estoy encantada", "Aprendiendo mucho".