16 de septiembre de 2015

EL SENTIDO COMÚN EN LA EMPRESA

 
Sentido común
antesalarrhh

"Para triunfar es necesario, más que nada, tener sentido común"

Napoleón Bonaparte 

Desde que Napoleón pronunció estas palabras ha pasado mucho tiempo, pero a día de hoy, todavía no somos muy conscientes de la importancia de aplicar el sentido común en nuestras decisiones, tomadas en muchas ocasiones, en compañía de complejos sistemas informáticos, modernas herramientas electrónicas y poderosos avances tecnológicos.

Podemos definir el "sentido común", como el conjunto de conocimientos y creencias compartidos por una comunidad , y considerados prudentes, lógicos o válidos.


Consiste en la capacidad natural de juzgar los acontecimientos de forma razonable.


En el  mundo empresarial, no es muy diferente, se toman decisiones sin tener muy en cuenta, las consecuencias futuras que puedan derivar de nuestros actos. Decidir sin antes reflexionar al respecto, puede desencadenar todo tipo de frustraciones, miedo, falta de control sobre la situación, y nuevos escenarios, donde emplear a fondo, todo nuestro conocimiento y saber hacer.

Y es que, no somos muy conscientes de que a veces, las cosas son mas sencillas de lo que parecen ser. Si al tomar una decisión empresarial utilizamos esa potente herramienta denominada sentido común, y a ella le unimos el valor económico, estaremos aplicando de forma natural la eficacia, la eficiencia y la competitividad, simplificando considerablemente los procesos y la toma de decisiones.

El sentido común no es un fin, sino una manera de pensar, que necesita de una práctica y estímulo constantes.


LA SIMPLICIDAD PUEDE RESULTAR LO MÁS EFECTIVO

En la mayoría de las ocasiones, lo que necesita hacer un directivo o una empresa, es mucho más simple que las estrategias cuidadosamente elaboradas, que hayan podido plantearse "a priori".


Y estoy en el pleno convencimiento, de que pocas veces se analiza el "sentido común" como competencia o habilidad, cuando se analiza el futuro exitoso de un individuo en una determinada organización.
La habilidad del sentido común

Lo cierto es que, el sentido común, supone aplicar la lógica sensata, el razonamiento práctico, y la sencilla evidencia para resolver los problemas que se plantean en diferentes escenarios. Su manejo pone de relieve la sabiduría práctica, sin sofisticación, pero extraordinariamente útil, para mejorar las relaciones con el cliente "interno y externo" y aumentar la productividad en los negocios.

No en vano, las personas que actúan con sentido común, mantienen una mente abierta, con menor resistencia al cambio, resolutiva y extraordinariamente práctica, lo que ahorra costes, minimiza problemas y reduce procedimientos.

El exceso de información, del que disfrutamos en los últimos tiempos, ha contribuido en gran medida a dejar de lado la lógica aplicada y la sencillez. Existe un refrán que reza "más se aprende de la necesidad que en la universidad", sabiduría popular a la que no le falta razón.

El entorno en el que nos movemos hace desarrollar o disminuir, de forma notable, la capacidad creativa y el sentido común, ya que cuanto más favorable, rico y tecnológico es dicho entorno, menos necesidad tenemos, de pensar en soluciones sencillas o creativas a los problemas que se nos plantean.

En mi opinión, un factor que influye directamente en la poca utilización de esta lógica capacidad, es la escasa representación en el sistema educativo, de asignaturas que enseñen a manejar situaciones,  a dotar de herramientas que propicien el desarrollo personal y cognitivo, con el único objetivo de desarrollar un sistema de aprendizaje continuo a lo largo de la vida, que favorezca la resolución de problemas, utilizando el manejo del conocimiento reflexivo.


¿COMO PODEMOS ESTIMULAR NUESTRO SENTIDO COMÚN?

Favorecer el desarrollo de este sentido tan especial, no es complicado si seguimos sencillas pautas:
  • Mantén el contacto con la realidad: Deja la mente en blanco y busca el equilibrio en cualquier decisión.
  • Entrena tu pensamiento práctico. Deja los convencionalismos y busca la opción más sencilla y con mejor resultado.
  • Fíate de tu instinto. La mayor manifestación del sentido común, es la intuición.
  • Huye del procedimiento habitual. Lo corriente deja de serlo, cuando se haya una forma más sencilla de realizarlo.
  • Aplica la reflexión. Ahí, es donde realmente radica el verdadero sentido común.
  • Aumenta la confianza en ti mismo,. Si tú no estás convencido de tus actos, no puedes esperar que los demás confíen en ti.

Crear valor en las empresas y ampliar las propias habilidades más aún, es sencillo aplicando el sentido común



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son importantes para mejorar, gracias.